29/11/2012 | Noticias | Comercio exterior, Negocios

Javiyú, la máquina que conquistó a Turquía

Veinte ejemplares de la cosechadora de algodón desarrollada por el INTA desembarcaron en ese país junto al know-how de la tecnología argentina. Con bajo costo y mantenimiento, se posiciona cada vez más en el mercado internacional.

Consultas
  • *: Campos obligatorios.

20 ejemplares de la cosechadora de algodón desarrollada por el INTA desembarcaron en ese país, junto al know-how de la tecnología argentina. Con bajo costo y mantenimiento, se posiciona cada vez más en el mercado internacional.

Su fama trascendió las fronteras latinoamericanas: Javiyú, la cosechadora de algodón desarrollada por el INTA, ya desembarcó en Turquía, que compró 20 máquinas y se convirtió en el quinto país en elegirla, después de Brasil, Paraguay, Venezuela y Colombia. En lo que va del año, ya se vendieron 260 ejemplares y, en la Argentina, el modelo representa el 40% del parque de cosechadoras de arrastre.

Las máquinas desembarcaron en Sanliurfa, una ciudad considerada como “la región núcleo del cordón productivo algodonero de ese país”, explicó Marcelo Paytas, especialista del INTA Reconquista (Santa Fe) que participó de la misión a Turquía para entregar las cosechadoras y brindar asesoramiento, enmarcado en un paquete tecnológico de manejo óptimo del cultivo. “La propuesta es incorporar prácticas agronómicas en surcos estrechos, tal como se trabajó con los productores y asesores en estos últimos seis años en la Argentina”, señaló.

El técnico explicó que buscaron posicionar el “paquete tecnológico que desde la institución proponemos para  la producción de algodón, que va más allá de la incorporación de una máquina para cosechar”.

De acuerdo con el técnico del INTA, los productores y asesores turcos comprendieron que, para adoptar la cosechadora, también “necesitan incorporar ciertas prácticas de manejo agronómico del cultivo, como regulación de crecimiento, defoliación, desecación, uso de maduradores para uniformar la apertura de bochas a cosechar, uso oportuno del riego, entre otras cuestiones”.

Con bajo costo de adquisición y mantenimiento, la Javiyú –que significa “capullo” en guaraní- cambió el paradigma en el manejo del algodón ya que permitió mecanizar la cosecha en pequeñas superficies: aún cuando se adapta a distintas escalas de producción, fue especialmente desarrollada para los pequeños y medianos productores.

 

VER MÁS NOTICIAS SOBRE:
EMPRESA: 
RUBRO: 
TEMA:
ETIQUETAS: Comercio exterior, Cosechadoras, INTA

MDirecto

MDirecto

TE PUEDE INTERESAR

Bromar sube la apuesta con una mega-tolva de 185.000 litros

Es la más grande de la gama. Tiene 21 metros de largo y nueve ejes.

DunAgro transformó un tractor Claas Xerion en cosechadora de cáñamo

La compañía holandesa se especializa en la producción de fibras naturales de lino y cáñamo, entre otros cultivos.

Seminario sobre Técnicas actuales en ventas de agromáquinas

Serán el 2 y 3 de noviembre en Junín (Buenos Aires) para grupos de hasta 25 vendedores. Son organizadas por la Fundación Libertad.

Los créditos prendarios lideran la toma de financiamiento

Su adopción creció 77% en lo que va del año. Más del 85% de la maquinaria agrícola se comercializa con asistencia financiera.

Massey Ferguson capacitó sobre venta de repuestos

Fue la primera experiencia AGCO Academy respecto al tema específico e involucró a la mitad de la red comercial.

Mancini invierte en energía eléctrica para producir a pleno

Construye una línea exclusiva de alta tensión en General Baldissera (Córdoba) que alimenta a la fábrica y no sobrecarga el suministro al resto de la localidad.

Productos destacados

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa:


2016-12-19T19:33:07+00:00