“La posibilidad de regar depende de la cantidad y calidad del agua”

EMPRESA:  | RUBRO:  | TEMA:


Aquiles SalinasEl uso del riego complementario se ha convertido en los últimos años en una herramienta estratégica para maximizar los rendimientos de las producciones intensivas en las zonas semiáridas del país.

A través de su labor en el INTA Manfredi y su capacitación en el exterior, Aquiles Salinas se ha convertido en un referente nacional en la difusión de esta tecnología. Conceptos como balance hídrico, y fertilización de reposición son parte del manejo que significa la incorporación del agua suplementaria a un modelo de producción, enumera el especialista.

“En el riego, la rotación de cultivos es tan importante como la fertilización, ya que la tasa de extracción de nutrientes –debido a la mayor producción y proporción de cultivos por año– es superior”, sostiene Salinas. A su juicio, una correcta utilización del riego es la que se complementa con la adopción de una estrategia de fertilización por reposición, que consiste en agregar toda la cantidad de fertilizante que extrae el cultivo. “Contribuye a que no disminuyan las propiedades químicas y físicas del suelo”, justifica.

Para la instalación de un equipo de riego presurizado, ¿qué variables agronómicas hay que tener en cuenta?

Más allá de formas y topografías del campo, lo que define la factibilidad de un proyecto de riego es la disponibilidad de agua, en cantidad y calidad, ya sea de perforación o de fuente superficial. Con el caudal, lo que se define es el número potencial de hectáreas a regar; y con su calidad, que debe estar dentro de los rangos permitidos para no afectar el suelo con el agregado de sales, la factibilidad de su uso o no. El suelo también debe estar dentro de los parámetros de calidad, variables que ya están establecidas en tablas. El INTA dispone para Córdoba de mapas parciales en los cuales se pueden observar las diferentes zonas y calidades de agua.

Sin duda la incorporación del riego es parte de un negocio, por lo que el dimensionamiento hidráulico (cañería, bomba, aspersores, entre otros) y el costo de energía, determinarán el costo del milímetro aplicado. Ese gasto definirá, en parte, el valor potencial de la futura inversión.

¿Cuáles son los criterios que definen el tamaño del equipo a instalar?

La dimensión del tamaño del equipo debería ser aquella que en función de una programación de riego suplementario permitiera dotar al cultivo (lote) de la lámina  diaria necesaria (milímetros por día) que mantenga sus rendimientos máximos. En el caso de riego total, el tamaño será el que permita aplicar el consumo diario del cultivo. De no poderse alcanzar ello, el productor debería estar advertido que sólo podrá hacer riegos de apoyo en algunos momentos del cultivo, y que no podrá apuntar a producciones potenciales salvo en años llovedores donde la necesidad de riego es menor.

¿Qué parámetros definen los momentos de aplicación del agua complementaria en los cultivos extensivos?

Desde los comienzos de la difusión de la tecnología propusimos el manejo del riego a través de un balance hídrico. La planta toma el agua desde el suelo a través de las raíces, por lo que hay que conocer la disponibilidad de agua en el suelo. En Córdoba poseemos suelos con altísima capacidad de almacenamiento y profundos, por lo que las raíces no tienen impedimentos en profundizar y extraer agua.

Este balance propuesto contempla: medir y conocer la cantidad de agua que hay en el suelo; fijar un límite (umbral) de agua de reserva que no se puede agotar. Por encima de ese nivel el cultivo produce al máximo; al límite o por debajo sería necesario regar en el caso que no haya probabilidad de lluvia. Estimar también la proporción de lluvia que ingresa al suelo que, por lo general es menor de la que registramos en pluviómetro. Calcular, además, el consumo diario de la planta. Cuando el balance indica que hay que regar se debe aplicar la mayor lámina de riego que no provoque escurrimiento en el suelo a la altura del extremo del equipo

¿Cómo se puede hacer un riego sustentable?

El riego suplementario, al igual que la agricultura de secano, debe ser sistemas altamente sostenibles. En el riego, la rotación de cultivos es tan importante como la fertilización, ya que la tasa de extracción de nutrientes –debido a la mayor producción y proporción de cultivos por año– es superior.  Debería contemplarse la adopción como estrategia de manejo de la fertilización de reposición, que consiste en agregar toda la cantidad de fertilizante que extrae el cultivo. Contribuye a que no disminuyan las propiedades químicas y físicas del suelo.

ETIQUETAS:

TE PUEDE INTERESAR

Ascanelli lanzó la venta plena de la embolsadora Grub

Después del período de desarrollo, prueba y pre-comercialización, la máquina entra de lleno a todos los canales del mercado nacional.

Metalfor presentó su draper de 35 pies

El CD 2035 fue diseñado y desarrollado por la empresa para equipar la cosechadora 1475. También se adapta a máquinas de otras marcas.

Plastrong crece en el segmento de equipos para higiene urbana

Está colocando partidas masivas de contenedores de 1.100 litros para servicios en grandes ciudades. Además, incorpora matrices necesarias en la fabricación de más lotes.

Tanzi abre el mercado de Bulgaria con las sembradoras Air Drill

Embarcó tres máquinas de 14 metros del modelo 9200. La operación marca la expansión de las exportaciones argentinas en Europa del Este.

Mancini empezó a trabajar sobre la cultura organizacional

Incorporó una serie de actividades internas con todos los recursos humanos. Procura fortalecer el sentido de pertenencia y las tareas en equipo.

Akron mostró una caja forrajera montada sobre camión

Es el modelo CC26100 que ofrece una capacidad de carga de 30 m3 y puede convertirse en esparcidora de estiércol.

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa:


Últimas noticias

2016-12-19T19:35:49+00:00