15/06/2017 | Noticias | Entrevistas

Roque Zárate: “SR se hizo fuerte escuchando las necesidades del productor”

Consultas
  • *: Campos obligatorios.

Roque Zárate, Presidente de Metalúrgica SR, explica cómo la empresa se posicionó a partir de los comienzos con equipos abonadores sobre sembradoras. También describe en qué y cómo está innovando en fertilizadoras.

Roque y Matías Zárate

Por jorge Freites. Editor

En los años ’90, la agricultura argentina se estaba transformando. La siembra directa ganaba espacios y nacía una nueva generación de sembradoras.

Surgía, también, una forma de mecanizar la aplicación de fertilizantes, asociada con el trabajo de las sembradoras.

Roque Zárate había creado en 1990 una empresa en Colón (Buenos Aires) y después de reparar maquinarias y hacer implementos forrajeros, encontró una veta en 1994. El semillero Morgan le encargó un equipo de abono para montar sobre una sembradora Migra.

Empezó entonces una trayectoria dentro de la tecnología agrícola vital: devolverle al suelo los nutrientes que se llevan los cultivos.

Con su empresa San Roque (que después se abrevió en SR o Metalúrgica SR), Zárate capitalizó la experiencia de diez años como tractorista y como reparador de máquinas. Se convirtió en protagonista de la evolución en el mercado argentino de los primeros equipos de abono hasta las actuales fertilizadoras.

En diálogo con MaquiNAC, Roque Zárate señala los pasos dados en ese camino y afirma que la vigencia de SR se apoya en analizar a fondo lo que pide el productor y convertirlo en una máquina que funcione como se debe.

Abono y siembra

¿Cuáles fueron los orígenes de SR?

La empresa empezó como taller de reparación de maquinarias en el año 1990. La etapa de fabricación de máquinas se inició en 1993 con algunos productos para forrajes.

“En 1994, a pedido del entonces semillero Morgan, hicimos la aplicación de un equipo de abono sobre una sembradora Migra”.

Después, en 1995, arrancamos con los primeros equipos abonadores para la siembra, que todavía era convencional.

Y así fuimos creciendo y nos convertimos en proveedores de terminales de sembradoras en todo lo que es fertilización.

¿Estaba en pañales lo que era la tecnología para fertilizar?

Sí. Nosotros, a pedido del entonces semillero Morgan, hicimos en 1994 la aplicación de un equipo de abono sobre una sembradora Migra.

La máquina anduvo bien y así nos metimos en el sistema de equipos de abono sobre sembradoras. Nuestra empresa, durante los primeros seis o siete años, equipó todas las máquinas con el equipo de abono.

También diseñamos y equipamos las sembradoras con tolvas individuales y una cuchilla de corte delantera que hacía corte y fertilización a la vez.

Después, la tecnología en general evolucionó mucho. Y SR también evolucionó. En el año 1997 fuimos los creadores de las incorporadoras. Fabricamos incorporadoras autotrailer para productores de punta de la zona núcleo.

Luego desarrollamos un equipo que también incorporaba a 35 o a 52 centímetros sobre los cinceles que estaban en desuso. Y después se fue desarrollando cada vez más la línea de fertilizadoras incorporadoras y al voleo, en distintos tipos de nutrientes.

Experiencia y oídos

¿Qué le reconoce el productor como fortaleza a SR?

Yo tengo la experiencia de haber trabajado diez años como tractorista. Eso me llevó a conocer la necesidad que tiene el productor de que uno lo escuche respecto a sus requerimientos sobre una máquina.

“Hay que tener un producto de calidad, con larga vida útil y que ofrezca prestaciones. Y también que fertilice e incorpore como corresponde”.

Entiendo perfectamente que el usuario necesita transmitir cuáles son sus necesidades a la hora de trabajar.

Entonces, esa es una fortaleza de SR: escuchar al cliente y, después, tener un producto de calidad, con larga vida útil y que ofrezca buenas prestaciones. Y que, además realmente sea una máquina que fertilice e incorpore como corresponde.

Hay veces que se utiliza la frase “escuchar al cliente” como una consigna publicitaria…

Nosotros llevamos la frase a la práctica, A nuestra empresa la hizo fuerte, efectivamente, escuchar al cliente, mejorar las cosas cada día, producir con calidad y que cada equipo tenga el funcionamiento más perfecto posible.

Esa manera de trabajar nos posicionó en un nicho de mercado donde hoy miran al producto de SR como un producto de alto nivel de calidad.

También es importante el servicio posventa. Nuestros teléfonos están siempre prendidos para atender al cliente, cualquier sea su necesidad, en cualquier momento de la semana.

El suelo pide

¿Qué actitud tiene el productor frente a la fuerte reposición de nutrientes que están reclamando los suelos en Argentina?

En la línea de fertilizadoras, tanto incorporadoras como esparcidoras, la verdad es que estamos muy satisfechos respecto al modo en que se comporta la demanda.

“Los productores, aun no siendo muy buenos los números de la rentabilidad, están apostando a devolverle al suelo, lo que le sacan”.

En este país, cuando el productor puede invertir, lo hace. Si los números le dan, invierte. Y si no le dan, resiente un poco la devolución al suelo de lo que le saca. Y, hoy por hoy, los suelos están muy flojos de nutrientes.

Y los productores, aun no siendo muy buenos los números de la rentabilidad,  ahora están apostando a devolverle al suelo lo que le extraen. Cada vez se capacitan más y la tendencia es a fertilizar más y mejor. Y para eso está SR, para brindar lo que el productor necesita.

Ventas y producción

¿Cuál es la actualidad comercial de SR?

La primera mitad de 2017 nos dejó conformes. Es un buen año. Arrancó con muchas consultas y operaciones después de Expoagro.

“Planificamos una ampliación de la planta industrial porque nos está quedando chica”.

Se notó un cambio muy importante en el mercado y el primer trimestre del año fue muy bueno. Después hubo cierto decaimiento porque en la zona núcleo cayó mucha lluvia, pero, de todos modos, se sostuvieron las consultas y los créditos bancarios ayudaron a concretar operaciones.

En líneas generales, podemos decir que venimos con un nivel de ventas satisfactorio.

¿Cómo repercute en la actividad industrial de la empresa un caudal de ventas positivo?

Estamos trabajando a la máxima capacidad de la fábrica. Y también planificamos una ampliación del espacio físico porque ya la planta nos está quedando chica. Apostamos al futuro.

Lo que nos encontramos analizando es la posibilidad de hacer una ampliación de 1.000 m2 para tener más agilidad en la fabricación y también reacomodar las líneas de producción.

Nuevos horizontes

¿Cuáles son las innovaciones que la empresa incorpora respecto a Agricultura de Precisión?

Por ejemplo, ahora estamos incorporando como opcionales los banderilleros Verion. Esto hace a la perfección del trabajo.

“Incorporamos banderilleros a las máquinas para que fertilicen bien, no encimen y no dejen partes sin fertilizar”.

Si una máquina está operando con un ancho de labor de 28 ó 30 metros, es conveniente que tenga un banderillero para que fertilice bien, que no encime y que no deje partes sin fertilizar. Es así como se optimiza el trabajo.

En esta alianza con Verion, la idea es que la máquina salga con banderillero incluido de serie porque siempre estamos pensando en agregarle precisión al trabajo.

¿Qué están preparando para el futuro?

Pensamos en nuevos productos para 2018. Estamos trabajando en una línea nueva de esparcidoras para otros tipos de suelos y para otros cultivos.

Y también hay equipos que hace un par de años que venimos desarrollando y probando para lanzarlos en algún momento al mercado.

Dentro de los proyectos que tenemos está salir un poco de la fertilización, porque queremos ir hacia otros terrenos, pero nuestro objetivo siempre es que el equipo responda exactamente a lo que el productor necesita.

En 2017, SR tiene un “refuerzo” porque se incorporó Matías Zárate al trabajo en la empresa…

Así es, se incorporó mi hijo Matías y es un placer tenerlo en el trabajo diario. Va a potenciar la línea de producción, porque viene con sus estudios en ingeniería y con todas las ganas de trabajar y aportar su esfuerzo.

Matías está empezando su camino para que la empresa tenga su proyección en el tiempo y podamos decir que hay SR para rato.

VER MÁS NOTICIAS SOBRE:
EMPRESA: Metalúrgica SR
RUBRO: Fertilización
TEMA: Líderes de la industria
ETIQUETAS: Ejecutivos, Entrevistas, Metalúrgica SR

MDirecto

MDirecto

TE PUEDE INTERESAR

Bromar sube la apuesta con una mega-tolva de 185.000 litros

Es la más grande de la gama. Tiene 21 metros de largo y nueve ejes.

DunAgro transformó un tractor Claas Xerion en cosechadora de cáñamo

La compañía holandesa se especializa en la producción de fibras naturales de lino y cáñamo, entre otros cultivos.

Seminario sobre Técnicas actuales en ventas de agromáquinas

Serán el 2 y 3 de noviembre en Junín (Buenos Aires) para grupos de hasta 25 vendedores. Son organizadas por la Fundación Libertad.

Los créditos prendarios lideran la toma de financiamiento

Su adopción creció 77% en lo que va del año. Más del 85% de la maquinaria agrícola se comercializa con asistencia financiera.

Massey Ferguson capacitó sobre venta de repuestos

Fue la primera experiencia AGCO Academy respecto al tema específico e involucró a la mitad de la red comercial.

Mancini invierte en energía eléctrica para producir a pleno

Construye una línea exclusiva de alta tensión en General Baldissera (Córdoba) que alimenta a la fábrica y no sobrecarga el suministro al resto de la localidad.

Metalurgica SR (Logo)

Productos destacados

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa:


2017-10-03T17:02:05+00:00