Cabezales maiceros


 

En Argentina se comercializan alrededor de 800 cabezales maiceros por año, con fuertes variaciones de acuerdo a la superficie sembrada de maíz y las condiciones generales del mercado de la maquinaria.

OFERTA. Nueve empresas nacionales e internacionales compiten en el segmento de cabezales maiceros, con una oferta disponible de 15 modelos, que a su vez reportan unas 450 configuraciones diferentes, teniendo en cuenta para cada caso los distintos anchos de labor y de distanciamiento entre hileras. Los modelos de fabricación nacional concentran 87% de la oferta local.

CONFIGURACIONES. La totalidad de los equipos disponibles incluyen versiones a 52,5 cm de distancia entre surcos, cubriendo un rango de 5 a 28 surcos de ancho de trabajo. Las opciones más difundidas en esta modalidad son los maiceros de 14 y 16 surcos a 52,5 cm.
Por su parte, las variantes a 70 cm entre hilera suman 14 modelos diferentes, con fuerte presencia de las configuraciones en 10 y 12 surcos. A estas modalidades se agregan los modelos configurables a 45, 50, 60, 80, 90, 150 y 230 cm entre hileras, entre otras opciones. Cabe consignar que, en la mayoría de los casos, el distanciamiento entre hileras es variable, por lo que con un mismo maicero se pueden obtener múltiples configuraciones de trabajo.

ANCHO DE LABOR. Al igual que en otros rubros de la maquinaria agrícola, una tendencia dominante en el segmento de cabezales maiceros es la búsqueda de equipos de mayor ancho de labor. De hecho, esta demanda va en línea con el incremento de la potencia y la capacidad de trilla de las cosechadoras de nueva generación. Ello se ve reflejado en el lanzamiento de maiceros de mayor cantidad de surcos, por lo general equipados con bastidores de aluminio y componentes con materiales plásticos de alto impacto. No obstante, en el repaso de la oferta disponible la mayoría de las empresas mantienen en su portafolio de negocios las opciones con baja cantidad de surcos.

Tendencias

Las principales tendencias en el mercado de cabezales maiceros se resumen en los siguientes puntos:

  • Puntones y capos de perfil bajo y agudo, de fácil regulación, con sistema de plegado sencillo y de rápida remoción. Material de construcción liviano, preferentemente de plástico con diseño reforzado, capaz de penetrar debajo de plantas caídas, levantarlas y entregarlas individualmente erectas a los rolos de tracción.
  • Bastidor con un diseño de ángulo de trabajo que permita a los baldes de la cadena rozar el suelo en su punto más bajo.
  • Cadenas recolectoras con gran amplitud de ingreso de plantas y cucharas concéntricas de fácil regulación, tanto en la velocidad como en la tensión.
  • Rolos espigadores o de tracción de perfil cuadrado, pentagonal o hexagonal de diseño tronco-cónico, con chapas plegadas de fácil recambio. Otra variante son los rolos de bordes cortantes que realicen un quebrado del tallo sin llegar a cortarlo volviéndolo más frágil. Estos últimos son convenientes en la recolección de maíces con alta humedad (como se hace en Estados Unidos), mientras que en recolección de maíces secos (como se realiza en la Argentina) provocan cortes de tallos. La adopción futura de rolos cónicos mejorará el bajado de la planta y permitirá una mayor velocidad de cosecha sin ingreso de plantas a la cosechadora.
  • Placas espigadoras con diseño que eviten el desgaste y el corte de plantas. Además, deben disponer de fácil regulación (sea a través de un sistema mecánico, o, preferentemente, con accionamiento hidráulico o eléctrico desde la cabina del operario), con un indicador de referencia ubicado en un lugar visible para el conductor.
  • Placas gramilleras de fácil regulación y resistentes al desgaste.
  • Válvulas de retención de espigas de goma, de buen diseño y fácil recambio.
  • Sinfín con gran altura de alas para espigas de gran tamaño, paso amplio y bajo régimen de giro. Alabes entrecruzados en su parte central para una mejor alimentación de cilindro trillador. Palas entregadoras centrales con diseño tangencial para evitar el voleo de espigas. Zafes del sinfín de alta sensibilidad y duración. Bancadas de giro del sinfín en la parte media de los cabezales de más de 13 hileras.
  • Pantalla de alambre reforzada ubicada sobre el embocador para evitar el voleo de espigas por parte del sinfín.
  • Puntones laterales de diseño agudo, de perfil suave y alto, con su parte superior ancha para guiar a las plantas sin provocar el desprendimiento de espigas.
  • Cabezales livianos, con facilidad de adaptación a las diferentes distancias entre hileras de 52,5 a 70 cm.
  • Cajas de mandos construidas de material liviano y equipadas con zafes individuales por hilera, con alta sensibilidad y duración.
  • Facilidad de adaptabilidad de la velocidad de giro del cabezal para diferentes estados del cultivo y cosechadoras. En un futuro cercano, las cosechadoras tendrán como equipo estándar la regulación de la velocidad del cabezal coordinado automáticamente con la de avance de la máquina.
  • Equipamiento de seguridad completo, en lo posible bajo normalización IRAM, con protección de todos los órganos en movimiento, calcomanías de alerta y de regulaciones elementales, detalles instructivos de funcionamiento y operación para mayor regularidad.
  • Diseño del cabezal con adaptabilidad sencilla a los cambios de distanciamiento entre hileras.
  • Manual de mantenimiento y funcionamiento correcto, con regulaciones básicas de acuerdo al estado del cultivo.
  • Buena asistencia mecánica y servicio de atención al cliente con disponibilidad de repuestos en todo el país.

Marcas

A continuación, proponemos un repaso de las principales marcas que participan en el mercado de cabezales maiceros en Argentina. Se puede acceder a los datos técnicos de los equipos haciendo click en el nombre de cada modelo.

Mainero. La firma de Bell Ville (Córdoba) presentó en 2013 los novedosos cabezales maiceros MDD-100, aptos para cosechar cultivos implantados a cualquier distancia entre hileras y en cualquier dirección. También fabrica la línea de cabezales maiceros 2008, en versiones de 7 a 18 líneas a 52,5 cm.
MDD-1002008

Cabezal maicero Ombu CM 2005Ombú. La compañía de Las Parejas (Santa Fe) propone el cabezal maicero CM 2008, de 16 líneas a 52,5 cm, transformable en 12 líneas a 70 cm. También dispone de la línea CM 2005, en versiones de 7 a 13 líneas a 52,5 cm.
CM 2008CM 2005

Maizco. La empresa con planta industrial en Arias (Córdoba) fabrica el cabezal maicero Premium, en versiones de 8 a 20 líneas a 52,5 cm. En 2009 actualizó la gama con la presentación del sistema inteligente copiador de terreno.
Premium

John Deere. La marca del Ciervo presentó en 2010 su línea de cabezales maiceros de la Serie 600C. Incluye las versiones 610C (10×52,5 cm), 612C (12×52,5 cm), 614C (14x52x5 cm) y 616C (16×52,5 cm).
Serie 600C

Cabezal maicero Akron GTS X10 1852Akron. La empresa de San Francisco incorporó en 2011 la comercialización en Argentina de los cabezales maiceros de la marca brasileña GTS. La línea X10 incluye versiones de 11 a 23 surcos a 52,5 cm, variables a 70 cm entre hileras (9/17 líneas), con bastidor de aluminio de perfil ultra bajo, puntones y faldones plásticos de alto impacto y cajas de aluminio en baño de aceite.
GTS X10

Cabezal maicero Allochis AluminioAllochis. La compañía de Ferré (Buenos Aires) fabrica cabezales maiceros con chasis de acero y aluminio. En 2009 presentó la línea ultraliviana Xilomen, en versiones de hasta 28 líneas a 52,5 cm.
XilomenAceroAluminio

Cabezal maicero De Grande DGM Surco VariableDe Grande. La compañía de Armstrong fabrica los cabezales maiceros de la Línea DGM, en versiones de Surco variable (8/16 líneas a 52,5 cm) y Surco Fijo (11/18×52,5 cm).
DGM Surco VariableDGM Surco Fijo

Franco Fabril. La empresa de Arias (Córdoba) fabrica los cabezales maiceros FFM, en versiones de 7 a 18 líneas a 52,5 cm. En 2012 renovó la gama, con nuevas denominaciones de modelos. También produce el cabezal maicero SCM, con singular sistema de chasis plegable.
FFMSCM

Cabezal maicero MaicerMaicer. Ferromag División Agroindustria fabrica en su planta industrial de Pérez (Santa Fe) los cabezales maiceros de la línea Maicer, en versiones de 7 a 16 líneas a 52,5 cm.
Maicer

Estadísticas

Producción. Evolución de la fabricación de cabezales maiceros en Argentina.
[table caption=””]

Año; Unidades
2004; 504
2005; 574
2006; 651
2007; 847
2008; 623
2009; 499
2010; 809
2011; 1.175
2012; 734
2013; 815
2014*; 750
[/table]
*: Estimaciones sobre datos provisorios del mercado.
Fuente: MaquiNAC. Relevamiento propio, sobre datos de mercado.

Enlace: http://www.maquinac.com/Ia2FL

TE PUEDE INTERESAR

Apache desembolsa U$S 2,5 millones para ampliar su capacidad industrial

Invierte en la incorporación de tecnología y en la expansión de las instalaciones. También reordena el layout para hacer más eficientes los procesos fabriles.

Sergio Di Benedetto: “En este negocio se rinde un examen todos los días”

Con cerca de 30 años en el sector de la maquinaria agrícola, Sergio Di Benedetto tiene una amplia visión sobre los secretos del mercado argentino. Hoy es gerente de Ventas y Marketing de Massey Ferguson y en diálogo con MaquiNAC recuerda sus comienzos como ingeniero mecánico en Roque Vassalli.

YPF Directo invirtió $ 120 millones para abrir 5 centros de distribución

Se suman a la expansión territorial que está concretando la compañía en 2016 y que continuará el año próximo con 17 nuevas bases.

Hanomag estiró la potencia de sus tractores con la Línea TR

Incluye versiones de 38 a 138 HP, con renovado diseño y opciones con cabina panorámica de alto confort. En la punta de la gama, el modelo TR145 Heavy Duty supone el desembarco de la marca en el segmento de tractores de Potencia Media.

PTH fabricó un minitractor robot desmalezador y “bombero”

Se maneja a control remoto y fue pensado para trabajar en terrenos de condiciones riesgosas. También es apto para luchar contra incendios. Miralo en el video.

Expoagro cambia el esquema para ver máquinas en acción

Cada empresa manejará una parcela al mostrar el funcionamiento de sus productos. También habrá capacitación gratuita sobre los componentes de los equipos.