Plataformas de lona


 

Las plataformas de cosecha con acarreadores de lona tipo draper siguen ganando adeptos en Argentina. Su principal ventaja es ofrecer una alimentación más uniforme del material que va al embocador, con menores pérdidas por fricciones, remolinos y acumulaciones que muchas veces se generan en los mecanismos de sinfín. Ello, a su vez, se traduce en una extensión de la jornada de trabajo, reducción del consumo de gasoil y menores picos de esfuerzo para la cosechadora. 

Plataforma Claas Hera-2Por Néstor Sargiotto. Director Editor.
Nestor SargiottoLos acarreadores de lona no son, precisamente, un invento del Siglo XXI. Muy por el contrario, su adopción se remonta a los albores de la mecanización agrícola, cuando se empleaban soluciones de este tipo para el manejo de grandes volúmenes de material en plataformas recolectoras de granos, segadoras, hileradoras y otros implementos.

Claro que la irrupción de los sinfines desplazó a las lonas de buena parte de sus aplicaciones, amparados en la mayor resistencia, practicidad, capacidad de trabajo y durabilidad que presentaban los sistemas metálicos para el transporte de granos, forrajes e insumos.

En las plataformas de cosecha el fenómeno fue generalizado. En pocos años, los sinfines prácticamente monopolizaron el mercado de cabezales, incorporando progresivamente aditamentos para optimizar su trabajo, como tubos centrales de mayor diámetro, alas extra-altas, dedos retráctiles en toda su extensión, etc.

Así las cosas, la oferta de plataformas de lona para cosecha quedó relegada a un plano mínimo, fundamentalmente enfocado en cultivos especiales. Sólo algunas empresas en el mundo, como la canadiense MacDon, siguieron desarrollando durante décadas tecnologías específicas para este nicho del negocio.

Plataforma draper RossmetPérdidas latentes

Más allá del veredicto que impuso en su momento el mercado a favor de los sistemas de sinfín, un tema siguió presente en cualquier diagnóstico sobre la mecanización requerida para la recolección de granos: El elevado nivel de pérdidas que se verifican en la cosecha, con particular incidencia de las mermas registradas en la etapa del cabezal.

Según un reciente informe del Proyecto de Eficiencia de Cosecha y Poscosecha de Granos y Forrajes del INTA (PRECOP), durante la campaña 2012/13 el nivel medio de pérdidas en soja alcanzó los 135 Kg/hectárea. El estudio agrega que, sobre 19,1 millones de hectáreas cultivadas, ello implica haber dejado en los campos 2,6 millones de toneladas, lo que, a su vez, repercute en una reducción de los saldos exportables de alrededor de U$S 1.390 millones. Más aún, el trabajo del INTA añade que los 135 Kg/hectárea que se pierden suponen una merma de hasta un 40% en el margen neto que arroja la oleaginosa a nivel de productor.

Plataforma Vassalli FlexiDrap 10500

Por el cabezal

Pero, más allá de los números generales, que de por sí son impactantes, el detalle que más nos interesa a los efectos de la presente nota es el desagregado de las pérdidas de granos relevadas por el INTA.

Según el estudio, de los 135 Kg/hectárea de soja que hoy se quedan en los campos por ineficiencias a la hora de la recolección, 25 kilos se generan en la etapa de pre-cosecha, otros 36 kilos se van por la cola de la cosechadora y los 84 Kg/hectárea restantes se pierden en la fase de cabezal. Es decir que 62,2% de las mermas observadas se registran al paso de la plataforma.

Cabe agregar que diagnósticos similares se observan en la recolección de otros cultivos. Por caso, en trigo, el nivel promedio de pérdidas llega a 115 kg/hectárea, de los cuales 52 kg se producen durante la etapa del cabezal (45,2%).

El informe del INTA estima que, con la tecnología actual, un nivel de tolerancia aceptable de pérdidas de cosecha de soja podría ubicarse en 75 kg/hectárea, meta que se alcanzaría reduciendo a cero las mermas en pre-cosecha (que hoy se generan por demoras excesivas en el comienzo de la labor) y bajando a 50 Kg/hectárea las pérdidas en el cabezal y 25 kilos las que se generan en la cosechadora.

Factores múltiples

Por cierto, las pérdidas totales que se observan durante la recolección de los granos responden a factores múltiples. Como ya se indicó, en la fase de pre-cosecha la mayor incidencia responde a las demoras en el comienzo de la trilla. En ese sentido, el proyecto PRECOP del INTA recomienda comenzar la cosecha con 15% de humedad, para finalizar la tarea con 12%.
Ya con la máquina en el lote, los ajustes en el cabezal y la cosechadora a las condiciones específicas del cultivo son siempre importantes, así como reducir un 10% la velocidad de trabajo (se recomienda no superar los 7 Km/hora) y monitorear las pérdidas observadas.

En otras palabras, más allá de la tecnología que se disponga en cada caso, siempre la sintonía fina estará a cargo de quien tenga la responsabilidad de desarrollar la actividad.

Renovación tecnológica

Planteado el panorama general, la necesidad de darle una vuelta de tuerca a las plataformas recolectoras de granos estaba latente. Apuntando a ello, buena parte de las innovaciones tecnológicas reportadas durante las últimas décadas se canalizaron a través de los cabezales convencionales de sinfín.

En esa línea se anotan los sistemas basculantes con barras de corte flexibles copiadoras de terreno, los molinetes de nueva generación, las reformas en los embocadores y los accesorios de accionamiento hidráulico o electrohidráulico para optimizar en tiempo real el posicionamiento y velocidad de los diferentes componentes de la plataforma.

Plataforma Vassalli FlexiDrap 10500

A la lona

En ese contexto, la incorporación de acarreadores de lona en plataformas de cosecha se presenta como la frutilla del postre dentro un largo proceso de innovaciones aplicadas a este tipo de equipos.

Como señalábamos al comienzo del presente informe, se trata de un invento de vieja data (principios del Siglo XX), cuyo principal aporte consiste en ofrecer un mecanismo relativamente sencillo para obtener un traslado amigable del material recolectado por la barra de corte hacia el sistema embocador.

Por cierto, también la tecnología dio respuestas de nueva generación a las demandas de este aditamento, como compuestos especiales para las lonas acarreadoras, diseños renovados para favorecer el transporte del material, sistemas de velocidad variable para las lonas laterales y central, molinetes orbitales de entrega progresiva, etc.

Ventajas

  • Alimentación uniforme. La ventaja funcional más importante que suponen los acarreadores tipo draper en plataformas de cosecha pasa por brindar una alimentación más uniforme, con un tratamiento menos agresivo del material, especialmente cuando se trabaja en jornadas prolongadas, con elevados niveles de humedad o cultivos desparejos.
  • Menos fricciones. El sistema de lonas evita las fricciones, remolinos y acumulaciones que muchas veces se generan en los mecanismos de sinfín, minimizando las pérdidas ocasionadas por desgranes innecesarios o empastes en el molinete, por ejemplo.
  • Triángulo negro. El draper reduce al mínimo ese triángulo “negro” que siempre queda entre el molinete, el sinfín y la base de la plataforma de corte, lo que agiliza el tránsito y evita aglomeraciones de plantas, vainas y granos sueltos.
  • Ancho de labor. Esta característica positiva del acarreador de lona se potencia cuando se trabaja con plataformas de mayor ancho de labor, donde el material debe transitar más distancia desde los extremos, acumulando mayor volumen a medida que se acerca al embocador. Para optimizar la tarea, las plataformas tipo draper cuentan con una lona central dispuesta en sentido longitudinal al avance de la cosechadora, lo que contribuye a optimizar el abastecimiento del sinfín pateador que alimenta el embocador. Este no es un detalle menor si se tiene en cuenta que el mercado avanza hacia equipos de 35 a 45 pies de ancho de labor (10,50/13,70 metros), con desarrollos a nivel mundial que ya plantean opciones de hasta 60 pies (20,20 metros).
  • Trilla. Por cierto, la entrega más homogénea del material también facilita la tarea de los órganos de trilla y separación, que a menudo se ven sobrepasados en su capacidad por la necesidad de digerir picos de material acumulados en bocanas o buches generados en el sinfín, con los consiguientes efectos en un mayor consumo de combustible y mayores pérdidas por cola.

Más hectáreas

  • Capacidad de trabajo. En el plano operativo, las plataformas de lona tipo draper permiten extender las horas de trabajo efectivo de la cosechadora, tanto a la mañana como a la noche, debido a que los tallos más húmedos no se arremolinan en el sinfín. Depende mucho del clima, la época del año y las condiciones del cultivo, pero en algunos casos se puede alcanzar un plus de hasta tres horas en la jornada de trilla. También permiten aumentar la velocidad de trabajo sin que repercuta tanto en las pérdidas de cosecha, debido a la entrega más pareja del material.
  • Menos roturas. Otro punto que destacan algunos contratistas que trabajan con este tipo de plataformas es la reducción de roturas en piezas internas de la máquina, en general derivadas de las menores sobrecargas que supone el abastecimiento homogéneo. Este factor también ayuda a reducir el consumo de combustible, como ya se mencionó.

Más allá de que algunos de estos puntos aún generan controversias entre los operadores, una cosa es segura: Las plataformas de lona llegaron para quedarse. De hecho, varias fábricas multinacionales ya saben el día en que dejarán de fabricar los cabezales a sinfín.

Plataforma draper Piersanti 40 pies

Mercado

En la Argentina, 12 marcas participan en el mercado de plataformas de lona tipo draper, con una oferta disponible de 27 versiones, de las cuales 60% corresponde a equipos fabricados en el país. A ello se agregan varias empresas locales que realizan adaptaciones de plataformas convencionales al sistema de lona.

Pioneras

El segmento de plataformas draper irrumpió en la Argentina en 2009. La pionera en esta materia dentro de la industria nacional fue Piersanti, que en marzo de ese año obtuvo el Premio Ternium Expoagro por el desarrollo de equipos con acarreador de lona.

También en el marco de Expoagro 2009, Case presentó la plataforma 2162 Flex Draper, al tiempo que el Grupo Suagri incorporó la importación del modelo FD70 FlexDraper de la canadiense MacDon.

A partir de esos primeros escarceos, la guerra de los drapers ya estaba declarada, por lo que en apenas siete años las principales marcas de cosechadoras y fabricantes de plataformas se sumaron al segmento.

Marcas

A continuación, proponemos un repaso de las principales marcas que participan en el mercado de tolvas multipropósito en Argentina. Se puede acceder a los datos técnicos de los equipos haciendo click en el nombre de cada modelo (Datos actualizados al 15/04/2016).

Plataforma draper Piersanti 40 piesPIERSANTI. La compañía de Noetinger (Córdoba), con larga tradición en la fabricación de plataformas convencionales, fue pionera en la industria nacional dentro del rubro de los drapers. Sus primeros desarrollos se remontan a 2007 y vieron sus frutos en 2009. A partir de ese lanzamiento inicial, Piersanti le fue sumando progresivamente interesantes mejoras a los drapers, como la barra de corte flexible y flotante patentada por la marca. La última innovación es el molinete pentagonal orbital, cuyo diseño moderno y eficiente le permite optimizar el abastecimiento del material (ver nota). Actualmente, incluye versiones de 25 pies (7,50 metros) / 30 pies (9 metros) / 35 pies (10,60 metros) / 37 pies (11,20 metros) / 40 pies (12 metros).

Un servicio adicional que presta la compañía es la adaptación de plataformas de sinfín al sistema de acarreador de lona, a lo que recientemente le sumó la posibilidad de extender el ancho de labor del equipo.

Plataforma draper Maizco DM 140FMAIZCO. La empresa de Arias (Córdoba) presentó sus primeras plataformas draper en Expoagro 2011. Una característica distintiva de la Línea DM 100F es el mando mecánico integral, lo que le asegura una elevada confiabilidad en la operación. Actualmente, incluye las versiones DM 130F (30 pies) / DM 135F (35 pies) / DM 140F (40 pies) / DM 145F (45 pies).

Plataforma Claas HeraCLAAS. Desembarcó en 2015 en el segmento de plataformas draper con la presentación de la línea Hera, desarrollada en forma conjunta con Allochis. Opera con barra de corte flexible en toda su extensión y dispone de un original sistema acarreador tipo draper con lonas compartimentadas tanto en sentido longitudinal como transversal. Los dos tramos de cada lado permiten trabajar velocidades diferenciadas (mayor velocidad en la parte interna), en tanto que el divisorio longitudinal permite trabajar con un cuerpo rígido en la parte trasera y flexible cerca de las cuchillas. Incluye las versiones Hera 980 (32 pies) / Hera 1130 (37 pies) / Hera 1280 (42 pies) / Hera 1430 (37 pies) (ver nota).

Plataforma AGCO DynaFlex 9250AGCO ARGENTINA. En 2010 sumó a su línea de productos la plataforma flexible de lona AGCO DynaFlex 9250, de 40 pies (12,20 metros de ancho de labor). Opera con las cosechadoras Massey Ferguson y Challenger, marca comercializa a través de la red de concesionarios Valtra. El equipamiento incluye bandas de lona de accionamiento mecánico reversible, barra de corte con flotación hidráulica, plataforma con oscilación lateral Smart Trac basculante y control automático de altura de corte AHHC, entre otros atributos.

Plataforma Franco Fabril MacDon FD70 FlexDraperFRANCO FABRIL. Desde 2011, comercializa los equipos de la marca canadiense MacDon, referente mundial en tecnología draper, con más de 60 años de experiencia en la materia. El modelo FD70 FlexDraper viene en versiones de 30/35/40/45 pies, con chasis articulado dividido en tres secciones, sistema flexible transformable a rígido en segundos, bomba hidráulica propia y control automático de altura, entre otras características distintivas. La empresa de Arias tiene en sus planes comenzar la fabricación local de este producto.

Plataforma de lona John Deere 640FDJOHN DEERE. La marca del Ciervo presentó en Expoagro 2011 su línea de plataformas tipo draper de la línea 600FD. Actualmente, incluye las versiones 630FD (9,12 metros) / 635FD (10,67 metros) / 640FD (12,19 metros), con barra de corte 100% flexible. A eso se suma la opción 635D, una variante con plataforma rígida, especial para la recolección de arroz.

Plataforma draper Case 3162 TerraFlex 45 piesCASE. La marca del Grupo CNH fue una de las pioneras en el rubro con la presentación del modelo 2162 Flex Draper en el marco de Expoagro 2009. Actualmente, comercializa el  modelo 3162 TerraFlex, con barra de corte 100% flexible y sistema de alimentación con cintas transportadoras laterales de velocidad variable y cintas centrales dobles de velocidad fija. Viene en versiones de 30 pies (9,10 metros) / 35 pies (10,70 metros) / 40 pies (12,20 metros) / 45 pies (13,70 metros).

Plataforma de lona New Holland NH 86CNEW HOLLAND. La otra marca del grupo CNH también incorporó la opción de plataformas draper con el modelo NH 86C, de 40 pies de ancho de labor (12,20 metros) y barra de corte flexible.

Plataforma Vassalli FlexiDrap 10500VASALLI. Se sumó en 2013 al mercado de plataformas de lona, con el modelo FlexiDrap, con estructura principal de aluminio aleado de alta resistencia, sistema de alimentación con bandas bastonadas de material compuesto y flexible con asistencia hidroneumática para el control de la rigidez. La línea incluye las versiones FlexiDrap 9.100 (30 pies) / FlexiDrap 10.500 (35 pies) (ver nota).

Plataforma draper De Grande DGD-40 - 4DE GRANDE. La empresa de Armstrong (Santa Fe) desembarcó en el rubro con desarrollos propios. En AgroActiva 2013 se presentó con el modelo DGD-40, de 40 pies de ancho de labor (12 metros), con mandos hidráulicos y molinete dividido en dos tramos. También diseñó la opción DGD-35, de 35 pies (10,50 metros) y similares características operativas.

Plataforma draper adaptada por Aumec - 2AUMEC. En AgroActiva 2013 presentó en sociedad el servicio de adaptación de plataformas convencionales de sinfín al formato de alimentación tipo draper. Incluye equipos hidráulico Sauer Danfoss para el accionamiento de las lonas y cintas transportadoras WCCO Belting, entre otros accesorios.

[ult_button buttonlink=”http://www.maquinac.com/rubros/base/cabezales/” buttonsize=”medium” color=”#ffffff” hovercolor=”#f9f9f9″ backgroundcolor=”#922791″ hoverbgcolor=”#b5b5b5″ icon=”” rel=””]Ver modelos de PLATAFORMAS Y CABEZALES en la Guía MaquiNAC [/ult_button]

Enlace: http://www.maquinac.com/72eSq

TE PUEDE INTERESAR

Apache desembolsa U$S 2,5 millones para ampliar su capacidad industrial

Invierte en la incorporación de tecnología y en la expansión de las instalaciones. También reordena el layout para hacer más eficientes los procesos fabriles.

Sergio Di Benedetto: “En este negocio se rinde un examen todos los días”

Con cerca de 30 años en el sector de la maquinaria agrícola, Sergio Di Benedetto tiene una amplia visión sobre los secretos del mercado argentino. Hoy es gerente de Ventas y Marketing de Massey Ferguson y en diálogo con MaquiNAC recuerda sus comienzos como ingeniero mecánico en Roque Vassalli.

YPF Directo invirtió $ 120 millones para abrir 5 centros de distribución

Se suman a la expansión territorial que está concretando la compañía en 2016 y que continuará el año próximo con 17 nuevas bases.

Hanomag estiró la potencia de sus tractores con la Línea TR

Incluye versiones de 38 a 138 HP, con renovado diseño y opciones con cabina panorámica de alto confort. En la punta de la gama, el modelo TR145 Heavy Duty supone el desembarco de la marca en el segmento de tractores de Potencia Media.

PTH fabricó un minitractor robot desmalezador y “bombero”

Se maneja a control remoto y fue pensado para trabajar en terrenos de condiciones riesgosas. También es apto para luchar contra incendios. Miralo en el video.

Expoagro cambia el esquema para ver máquinas en acción

Cada empresa manejará una parcela al mostrar el funcionamiento de sus productos. También habrá capacitación gratuita sobre los componentes de los equipos.